domingo, 20 de marzo de 2011

♠ CÉSAR VALLEJO UNIVERSAL ¿Dónde quedaron sus detractores?

Las motivaciones de César Vallejo




Las motivaciones de César Vallejo
Nació un 16 de marzocomo hoy en Santiago de Chuco, Perú, en 1892. Y se hizo inmortal en abril de 1938 en el París de sus predicciones.
Por: Ybrahim Luna (*)
Autor de la columna Hotel de Paso
El inicio
No es difícil suponer cuál fue la acogida que tuvo la poesía inicial de César Vallejo cuando el medio “intelectual” estaba dominado por una pequeña corte de conservadores limeños, muy encasillados ypoco prestos a la emancipación artística.
Todo debía pasar entonces por el tamiz de lo clásico, y no alterar las heredadas convenciones de fondo y forma. Todo lo que no encajara sería una clara trasgresión del método, y sobre todo, si se le agrega el prejuicio socio-cultural, o sea si nos referimos a las posibilidades poéticas de un “provinciano”.
Un provinciano que decidió, y necesitó hablar y escribir como no se debía: con una absoluta y metafísica libertad.
Vallejo para encontrarse tuvo que transgredir las rígidas ideas sobre poesía, lo que le resultó muy fácil, porque probablemente ni siquiera pensó en transgredir algo, sino simple y llanamente, crear.
Reseñaremos un par de ejemplos de lo que Vallejo tuvo que enfrentar en sus inicios.
Las siguientes notas aparecen en el libro Vallejo - Obra Poética Completa (1974) de Mosca Azul editores, en la parte correspondiente a Apuntes Biográficos sobre César Vallejo por Georgette de Vallejo:
Vallejo, que se ha aventurado a mandar un poema a la revista limeña Variedades, recibe la siguiente contestación, de la que reproducimos unos párrafos:
“… Nos remite usted un poema titulado El poeta a su amada, que en verdad le acredita a usted para el acordeón o la ocarina más que para la poesía.
Amada: en esta noche tú te has sacrificado
sobre los dos maderos curvados de mis besos
Amada: y tú me has dicho que Jesús ha llorado
y que hay un viernes santo más dulce que mis besos.

¿A qué diablos llama usted los maderos curvados de sus besos? ¿Cómo hay que entender eso de la crucifixión? …

Hasta el momento de largar a la canasta su mamarracho, no tenemos de usted otra idea sino la de deshonra de la colectividad trujillana, y de que si descubriera su nombre, el vecindario le echaría lazo y lo amarraría en calidad de durmiente en la línea del ferrocarril. . .”
 (sic)
* * *
Otra muestra fehaciente de este trato discriminatorio e ignorante, es un artículo titulado “La Justicia de Jehová”, firmado por Julio Víctor Pacheco para el diario La Industria, artículo también reseñado por Georgette de Vallejo en el libro líneas antes citado:

“Ese hombre (Vallejo), señor, entona himnos a la verde alfalfa, tal vez el instinto arranque de regresivo apetito familiar… asegura con la mayor frescura que “las carretas van arrastrando una emoción de ayuno encadenado”, Quiere también ser panadero y llevar en su corazón un horno… Quiere vivir tocando todas las puertas, y dice que sus huesos son ajenos y que él es un ladrón…”
* * *
La verdad
Pero contrariamente al efecto menguante que estas “apreciaciones” debieron suscitar en el poeta, parecieron generar una enérgica y positiva motivación a su caudal artístico. Y así conseguir que su ser iluminado y enigmático, parido por un Perú emergente, continúe con su incesante productividad y búsqueda personal hasta el final de sus días.

Feliz día, César Vallejo.
(*) Colaborador y escritor de "Criador de pilotos" en poesía; y "De corresponsal a cómplice" de cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada