lunes, 6 de junio de 2011

♠ POLÍTICA DE LOS PODRIDOS, CONGELADOS Y AYAYEROS


Continuando


con nuestra revolución blanca; Resistencia Contra la Mentira Política, debemos decir respetuosamente lo siguiente: 

LOS PODRIDOS.-
Los podridos en política son los que tienen atracción por lo hediondo y por lo bajo; prueba de ello que en una campaña electoral los que mienten «ganan» y los que dicen la verdad «pierden».Son los que tienen añoranza por el lodo, deshonra y descrédito. ¡Fascinación por el excremento y el desagüe! Son los que no tienen autoridad moral, ni cívica y menos política para gobernar nuestro pueblo y país.
Son aquellos candidatos y autoridades que condonan invasiones y no se meten con los autores del desorden vehicular, porque estos son muchos y dan votos.
Son aquellos que ofrecen el oro y el moro para ganar una contienda electoral. Son mujeres y hombres en apariencia fuertes, pero interiormente en el fondo son débiles, porque al menor descuido y oportunidad se llevan el dinero del pueblo, con las cuales construyen sus imperios económicos. Son aquellas personas psicológicamente enfermas: radiante por fuera, pero interiormente están mal de salud y precisamente estos en cuanto pierden el poder, empiezan a no tener salud.
Los podridos tiene como gran enfermedad el complejo de inferioridad y para ocultar esa inferioridad, la mayoría necesita como bastón al poder antes mencionado, sirviéndoles como maquillaje para disimular su ego enfermizo.

LOS CONGELADOS.-
En nuestra humilde opinión, son aquellos seres humanos; con ojos, pero que no ven. Gente con cabeza, pero que no piensan, solamente actúan. Son los manipulables, engañables, influibles e idiotizados.Son los nuevos esclavos del siglo XXI, que se han transformado en robots, que no reaccionan, que se dejan engañar y violar una y otra vez. Son los anestesiados, que siguen a los falsos líderes como un perro sigue a su amo. Son los que practican la psicología del mendigo, es decir que no se creen capaces de salir adelante y casi siempre se encuentran a la espera de que la compasión de los que mandan les deparen alguna mejora.

Los congelados aman con delirio a los perversos que sepultan en la vergüenza la honra de sus pueblos. Son aquellos que estando vivos, obedecen por obedecer, sin entender nada, asistiendo a los mítines y concentraciones políticas por asistir, sin saber porque asisten.

LOS AYAYEROS.-

Son los que no quieren comprender que la verdadera política no puede apartarse de la moral y de la probidad. Son los que fomentan la corrupción y la ineficacia, al apoyar a quienes sin poseer la inteligencia y autoridad moral, hacen llegar a la presidencia de la república, congreso, alcaldías, presidencia de región, etc.
Los ayayeros son los que nadan en las aguas turbias del poder político y nadan con tanta gracia que parecen a los delfines de agua salada y agua dulce. Son los que apoyan a depositar la basura bajo la alfombra. Son los seres humanos que tratan de ser altos, cortando la cabeza a los demás. Personas que albergan una tonelada de envidia por todos y por nada a la vez.
 Son los que aplauden a las pandillas de forajidos, los mismos que se hacen pasar como políticos. Son los aspirantes a la estupidez completa, son los vendidos y vendidas al menudeo, son los asustados que se mueren al intentar vivir con dignidad. Son los que apoyan a los candidatos y autoridades con clara escasez de ideas y evidente ausencia de salud mental.
PD. A propósito, si el cinismo fuera punible, las cárceles estarían llenas de candidatos y «políticos encumbrados.
________________________________________

Dr. Wilder Ramírez Vela,

Abogado Defensor y Consultor Integral. Autor de 14 libros, destinados a la conciencia colectiva del pueblo. Autor de diversos proyectos de Ley, destinados a combatir la corrupción, el abuso y la mentira en nuestro país, entre otros. Autor de 19 audiolibros, tales como «La estupidez humana», «La idiotez humana», «Cadáveres obedientes», «Los huachafos políticos», 

Escribe: Dr. Wilder Ramírez Vela (*)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada