viernes, 21 de septiembre de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXI


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXI
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es



3.22. TRANSFORMAR LA AUTOMATIZACIÓN MENTAL ACTUAL, EN MOVIMIENTO Y RAZONAMIENTO,  CON EL ANÁLISIS Y LA SÍNTESIS.



En la Edad de la Piedra seguramente habría un júbilo revolucionario porque alguien descubrió la fabricación de un palo con piedra amarrada a la punta como arma de defensa, y todos querían aprender, porque ello implicaría un cambio en su manera de vivir.

      Ahora son pocos los que se conmueven con la iniciativa ajena, incluso hasta se oponen  y ponen más bien piedras y palos en el camino del cambio. Son pues los valores capitalistas los que priman: El individualismo y el egoísmo como sus principios básicos.

      Por otro lado, el hombre ha llegado al punto de manejar más la técnica y la máquina, es decir más habilidad manual y de procesos, que mental. Una sola máquina con su energía ha remplazado a 100 obreros o trabajadores. El oficinista va cediendo a la calculadora, el teletipo remplaza al mensajero, las computadoras pretenden remplazar a los maestros, etc.

El desarrollo de la automatización como capacidad de realizar nuestras actividades sin gran esfuerzo mental, nos está convirtiendo en robots. Si bien son grandes adelantos tecnológicos, pero para una ínfima minoría que se vuelve más rica, en un descarado proceso de repartición individualista; manteniendo inclusive los procesos de trabajo de los de abajo como simples mecanismos rudimentarios de producción para autoconsumo y pequeña comercialización.

El Dr. Hugo Salinas Gonzales (2018) en su nuevo libro, “MANUAL DEL ACTIVISTA, cómo construir una nueva sociedad y una nueva economía”, nos señala:
“Como consecuencia de los efectos perversos de la instalación de la Repartición Individualista, en situación de dependencia, los países llamados del Tercer Mundo sufren de un significativo atraso en las formas de trabajar. Este es el caso del Perú, por ejemplo. Al interior de sus zonas selváticas, existen grupos sociales que se reproducen con el Proceso de Trabajo con Herramientas. Una manera de trabajar que data de casi los orígenes de la Humanidad. Siguen utilizando la lanza, la flecha, y otras herramientas de trabajo para constituir su canasta de alimentación. Y su cuadro de vida traduce ese nivel de desarrollo tecnológico. En las zonas altas del Perú, superviven grupos sociales en base a la chaquitaklla para roturar y hacer producir la tierra cultivable. Buen número de esos grupos sociales han introducido el buey y el arado para hacer producir la tierra cultivable. En cualquiera de los casos, su forma de trabajar corresponde a los Dos Procesos Naturales de Producción. 53 Estos grupos sociales se reproducen con la agricultura y la ganadería al estado primario. Una forma de trabajar antigua de diez mil años en la evolución de los procesos de trabajo a nivel mundial. En ambos casos, tanto al interior de la selva peruana como en los Andes peruanos, el cuadro de vida de los grupos sociales refleja los bajos niveles de productividad de los procesos de trabajo que ellos utilizan para resolver sus necesidades vitales en alimentos, vestido, vivienda, salud, educación, y otros”. (Pág. 52)

      Pero lo que más nos debe preocupar es que, las actividades humanas y mentales, también cada vez más se van automatizando. Hay un proceso de automatización mental en desarrollo: Empezamos a hacer las cosas sólo porque hay que hacerlo y sólo lo que me corresponde. En todo caso, si me dicen lo hago y si no mejor para mí y, a veces, aunque me lo digan no lo hago.

      Para provecho de nuestro pueblo, tenemos que superar este estado mental, esforzar nuestro cerebro, aprendiendo el análisis y la síntesis, que son mecanismos intelectuales, apoyados por el funcionamiento de nuestra percepción de la realidad y, que nos llevan a sacar nuestros propios juicios de valor, analizar ideas y conceptos y saber también elaborarlos, analizando primero para luego sintetizar. Es decir saber mirar los hechos y sus posteriores consecuencias. Superar mi pasividad y mis temores y unirme siempre a mis pares, para realizar grandes cosas y, por qué no, conquistar la justicia. Debo recuperar mi conciencia racional y superar mi automatismo mental. Sino ¿Qué tipo de alumnos voy a estar formando?

      En esencia, con el análisis abrimos la realidad, la descubrimos en todos sus aspectos,  problemas y necesidades y, con la síntesis construimos, producimos, creamos y sobre todo comprobamos en su esencia para luego transformar.

      La suplantación del hombre por la máquina también es un factor estresante, ver que una máquina me deja en el desempleo no es poca cosa. No hay que ser pesimistas con esta afirmación. Nos tenemos que preparar para trabajos cada vez más complejos, mejorar el nivel de educación de la sociedad ¿De qué nos sirve tanta y nueva tecnología si no tenemos capacidad para utilizarla a nuestro favor?

      La mayoría de los seres humanos, llevamos la carga en silencio, miramos impasibles lo que sucede a nuestro alrededor y no tenemos capacidad de respuesta frente al sistema, nos aislamos de los acontecimientos sociales, culturales, educativos, políticos, ideológicos, sindicales, barriales, etc. Y nos dejamos absorber sólo por nuestros intereses personales. Nuestro “Yo” nos esclaviza y nos vuelve autómatas compulsivos. No me importa la indignidad humana, porque yo mismo soy indigno al despreocuparme del mundo y sus avatares; me van a parecer imposible sus soluciones.

La incapacidad de situarme frente a la realidad me convierte en autómata. Me neutraliza y, en otros casos me convierte en defensor del sistema. La misma religión me conduce también por esos caminos.

      Recordar que, la salud mental significa actitud equilibrada para captar  mi realidad y la realidad de los demás, y, es lo que me hace amar a mis semejantes, sobre todo a los que sufren, para buscar su bienestar. El sistema capitalista jamás generará esta virtud; no lo puede hacer, porque se basa en la explotación de la fuerza de trabajo de los demás.



3.23. TRANSFORMAR LA MENTALIDAD DE LAS AUTORIDADES EDUCATIVAS, MEDIANTE LA CRÍTICA CONSTANTE Y EL REVOCAMIENTO.

Es común encontrarnos con “autoridades educativas” cerradas, incapaces de analizar más allá de su contexto o su espacio o como se dice irónicamente, “más allá de sus narices”. Simplemente sirven al sistema y a sus gobernantes a pie juntilla.

 No les importa o no se dan cuenta de lo que hacen o simplemente cuidan su puestecito. Respiran normatitis por todos sus poros. Sea el nivel de su cargo o puesto donde se encuentren, mantienen las siguientes medidas impropias:

   1.- El desinterés por el exiguo salario docente, que hace del maestro un esclavo del trabajo de la mañana tarde y noche para sobrevivir, en desmedro de su salud integral, su familia y por cierto la calidad de la educación.

     2.- Existiendo derechos, beneficios, etc. No los cumplen o los hacen cumplir, ni mucho menos recibe sanción por estos incumplimientos. Por ejemplo la capacitación general de los docentes, las reuniones pedagógicas bimestrales, etc.

    3.- Mantener la rutina de cumplir normas a rajatabla, sin permitir adecuarlas a la realidad o ni siquiera mejorarlas.

   4.- Iniciar labores del año siguiente sin siquiera haber hecho el balance del trabajo del año anterior, para corregir errores.

   5.- Aplicar leyes, en nuestro caso, la Ley General de Educación 28044 y la nueva Ley Magisterial, absolutamente declarativas, poéticas y fantasiosas y que nadie cumple.

  6.- Mantener fuera de orientación y asesoramiento psicológico a las instituciones educativas, pese a los múltiples problemas de aprendizaje, problemas de conducta y pandillaje, la crítica salud mental del número cada vez creciente de docentes. Ni siquiera por redes hay un centro psicológico gratuito.

   7.- La voluntad politiquera de colocar sólo “amigos”, partidarios, familiares y “especiales” y “colaboradores”, que no saben ni lo que van a hacer en las entidades públicas educativas.

    8.- Se aumenta horas y semanas de trabajo sobre lo mismo y, sin pago alguno, como el caso de los maestros, confundiendo cantidad con calidad.

    9.- Declarar o ampliar feriados sólo pensando en las ganancias que tendrá la empresa privada, sobre todo las de turismo.

      10.- Seguir llamando “desertores” o “deserción escolar” a los niños que no pueden asistir a clases por razones económicas y de trabajo infantil. “Desertor” es un término castrense, que se les da a los traidores o los que huyen de los cuarteles. El término correcto es expulsado por el sistema. Otros prácticamente son excluidos.

      11.- Insistir en modelos pedagógicos del exterior  que ya son historia en esos países con más de medio siglo.

    12.- Mantener las IE, sin bibliotecas, talleres y laboratorios, etc. En todo caso sin implementar.

      El sistema es lo que les permite parasitar impunemente.

El capital humano se entiende como el aumento en la habilidad de producir más y mejor el trabajo y, de los trabajadores, alcanzado con medidas que mejoran la capacidad del trabajador. Esto lo tienen que hacer indudablemente los jefes o funcionarios de las diferentes instituciones sean públicas o privadas. Sin embargo, como no les pasa nada, no lo hacen.
Lo descrito se puede ajustar tranquilamente a todas las instituciones de los diferentes sectores de la producción.

Indudablemente es hora de la educación transformadora. Empezando por nuestra autoeducación como docentes. Es hora de educar al educador.


viernes, 7 de septiembre de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XX


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XX
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es





3.21. TRANSFORMAR NUESTRA CONCEPCION SUBJETIVA Y TRADICIONAL DEL MUNDO, EN UNA CONCEPCIÓN CIENTÍFICA, DIALÉCTICA.

Desde que las clases sociales dominantes consolidaron su poder en el mundo, han utilizado todos los mecanismos posibles legales e ilegales –más ilegales- para conservar su poder: principalmente la religión como mecanismo de temor y control mental, cuya concepción subjetiva del mundo, nos convierten en autómatas mentales y monotemáticos; luego las armas bélicas, el ejército y la exclusión en la producción. Nos han hecho creer que siempre será así, que nada cambiará y que solo resignarnos nos queda. Por cierto, una concepción ingenua, porque el mundo cambia, evoluciona y se transforma. Ingenua y a la vez oportunista, individualista, egoísta e indiferente.

Si puedo conseguir algún puestecito por ahí, no importa cómo, lo consigo. Si no puedo conseguir o consigo poco, es porque “así lo dispuso dios”, “Dios sabe lo que hace”. Frente a las injusticias, los abusos, etc. Digo: “Mientras no se metan conmigo…” Si mis compañeros luchan, se sacrifican, entregan su libertad, sudor, sangre y hasta su vida, lo único que se me ocurre es decir que “Ellos lo hacen porque quieren” o “lo hacen por algún interés” o en el mejor de los casos digo “en algo les apoyaré” como si fuera trabajador de un sector diferente.

Esta concepción idealista, subjetivo-mítico-fatalista, individualista y egoísta debo desterrar de mi mente. No nos hace nada bien. Mucho de mal.

Pues bien, una de las mejores formas de superar el automatismo mental, es haciendo el sacrificio de desarrollar la nueva concepción científica del mundo en mi conciencia. Eso me llena de vitalidad, optimismo y esperanza, creer y tener la voluntad firme que puedo apoyar y ser protagonista del cambio social estructural y, si creo que de mí depende, mejor todavía.

      Nuestra actual concepción ingenua nos permite sólo trabajar por el pan, es decir la búsqueda de una mejor economía individual. 

      La nueva concepción es totalmente lo opuesto a la anterior. Es científica, objetiva y dialéctica. No sólo nos ayuda a ser mejores particularmente, sino junto a los demás. Nos permite entablar las tres luchas juntas: Económica, política e ideológica, porque es así como se desenvuelve la vida. Esa es nuestra realidad, de la que nos alejan constantemente.

Para que la lucha económica sea eficaz, no tiene que estar al margen de la lucha política y la lucha ideológica. El que es capaz de luchar en estos tres terrenos, va a brindar una mejor educación, dirigirá mejor una institución, una organización cualquiera que sea.

      Por otro lado, la concepción científica, ha comprobado fehacientemente que, todo lo que hago y pienso, es reflejo de las relaciones de producción, es decir de las condiciones materiales donde vivo y, en una sociedad de conflictos sociales, el que tiene el poder económico, va a tener el control político e ideológico, pese que al final lo económico siempre se subordina a lo político. A diario lo comprobamos.

POR UNA NUEVA ECONOMÍA

El Dr. Hugo Salinas Gonzales, en sus libros, nos propone, nuevas formas de trabajar y concebir el mundo, principalmente una nueva economía; y en su página Web: http://empresapais.org/descargas/6-propiedad-colectiva/3-creemos-la-base-economica-del-buen-vivir.pdf; de donde extraigo lo siguiente:

“El profesor Boaventura de Souza Santos manifiesta que ‘nosotros tenemos en el continente [Abya Yala] un debate civilizatorio […]. Es un debate de diferentes cosmovisiones […]. Por eso yo les digo que no hay una transición en el continente, hay dos. El Socialismo del Buen Vivir combina las dos transiciones: del capitalismo al socialismo, de colonialismo a la descolonización. […] Cuando hablamos del Socialismo del Buen Vivir no hay confusión posible, es otra cosa nueva que está surgiendo’. (DE SOUZA SANTOS Boaventura, “Hablamos del Socialismo del Buen Vivir”, Quito, 2009, http://caminosocialista.wordpress.com/2010/04/09/hablamos-del-socialismo-del-buen-vivir/)

¿Qué es el Buen Vivir o Sumak Kawsay, entonces? Según Luis Macas, ‘el Sumak es la plenitud, lo sublime, excelente, magnífico, hermoso(a), superior. El Kawsay es la vida, es ser estando. Pero es dinámico, cambiante, no es una cuestión pasiva. Por lo tanto, Sumak Kawsay sería la vida en plenitud. La vida en excelencia material y Espiritual’ (MACAS Luis, ex-presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Sumak Kawsay: La vida en plenitud, 2010, in http://alainet.org/publica/alai452w.pdf)

‘La concepción del Buen Vivir necesariamente recurre a la idea del „nosotros‟ porque el mundo no puede ser entendido desde la perspectiva del „yo‟ de occidente’ (http://plan.senplades.gov.ec/3.1-aproximaciones-al-concepto-del-buen-vivir)

Fernando Huanacuni agrega: ‘nuestra cosmovisión plantea que todos vayamos juntos, que nadie se quede atrás, que todos tengan todo y que a nadie le falte nada’ (http://www.caminantesdelosandes.org/inicio.html)

¿Este comportamiento continúa a ser predominante en nuestros días? ¿Existe actualmente una relación de armonía entre las personas, su sociedad y la Naturaleza? ¿Subsiste la repartición, en igualdad de condiciones, del resultado de la actividad económica? Es decir, ¿subsiste la práctica del Buen Vivir?
Sin lugar a dudas, los hechos indican que no es así.

Hace diez mil años aproximadamente que la práctica del Buen Vivir se ha roto. La Base Socio-económica del comportamiento depredador –capitalismo- lo ha degenerado en individualismo y egoísmo. A partir de esos momentos nefastos para la Humanidad, solamente unos cuantos se benefician de la totalidad del Resultado Neto de la actividad económica: Es la repartición individualista, (…) los trabajadores y el resto de la población se encuentran completamente excluidos del Resultado Neto de la actividad económica. Es el origen de la pobreza.

Esto nos conduce imperativamente a refundar el acto económico. (…) De la defensiva hemos pasado a la propuesta. Es hora de pasar de la propuesta a la creación. Crear nuevas formas de trabajar: salta la barrera de lo material para ingresar a la elaboración de bienes inmateriales. Y, crear una nueva economía, sin desconocer los aportes de las precedentes, es la repartición igualitaria: porque recreará la buena relación entre los trabajadores y su centro de trabajo, entre los trabajadores y su sociedad, entre ésta y la Naturaleza. Donde el trabajo será un gozo, una alegría de construir algo que beneficiará a todos por igual”.

Para lograrlo, el Dr. Salinas nos sugiere crear las EMPRESAS PAÍS:

“Del análisis de la evolución de la actividad económica, desde los orígenes de la Humanidad, se desprende que para superar el atraso, como eliminar el desempleo y la pobreza, se debe crear empresas de nuevo tipo, cuyos dos elementos se nutrirán de lo mejor que la Humanidad ha desarrollado.
  1. La forma de trabajar sería el proceso de trabajo de concepción, lo mejor que la Humanidad ha creado hasta el momento y,

  1. El tipo de repartición hegemónico sería la Repartición Igualitaria del resultado neto de la actividad económica, la que nos conduce al bienestar general, y que la Humanidad ya lo ha experimentado por miles de años, en otras formas de trabajar*(1).

Carlos Marx plantea: «De cada cual, según sus capacidades; a cada cual, según sus necesidades» (2)

      Por esta razón, la primera lucha es contra uno mismo, contra nuestras idealistas concepciones y, forjar la nueva concepción es tarea primordial de un verdadero maestro. La filosofía dialéctica es la que nos brinda con mayor rigurosidad científica esta capacidad.

      Los “modernos” y “actualizados”, nos dirán que el pensamiento Dialéctico es cosa del pasado, ha caído en desuso, con la caída del “Muro de Berlín”. “Ya pasó de moda”. Les decimos, nosotros no actuamos de acuerdo a la moda, no utilizamos un método porque esté de moda. Nuestra práctica es mucho más profunda, empleamos y recomendamos el uso de tal o cual método por su calidad científica y su capacidad interpretativa-filosófica-transformadora de la vida, el mundo, la naturaleza y la sociedad. Es lógico que los que tienen el control económico glorifiquen el idealismo porque conviene a sus intereses.

      Una de las constataciones básicas de la filosofía dialéctica, es que jamás perderá su vigencia, porque es científica. Precisamente lo fundamental de su señalamiento que, la conciencia es producto del estado superior del desenvolvimiento de la materia, se comprueba diariamente en la práctica. Que, la conciencia sea un producto fundamental de la materia organizada, se comprueba en el sufrimiento de los hombres, sus luchas diarias por mejores condiciones de vida y trabajo y, ante todo, su voluntad de transformación; porque, el mundo material que percibimos y al cual todos nosotros pertenecemos, es el único mundo real. Las ideas nacen de esa fuente.

      “El Mundo de las ideas no es más que el mundo material transpuesto y traducido en el cerebro humano” nos señala categóricamente la dialéctica”

      Esta nueva forma de entender e interpretar el mundo y la conciencia de los hombres y la sociedad, es indudablemente que nos llena de optimismo y esperanza para transformar el mundo y nos vuelve protagonistas en los hechos, porque es objetiva y real. Esto es lo que se pretende frenar al negarnos el acercamiento al pensamiento y filosofía Dialéctica. Pretenden que sigamos siendo fatalistas, supersticiosos, pusilánimes y unos “esclavos felices”. Y, es lo que tenemos que combatir y superar, por el bien de la humanidad y de los que más sufren.



*(1) SALINAS G, Hugo (2013) Las empresas país (Pág. 19).
**(2) C. Marx: «Glosas marginales al programa del Partido Obrero Alemán», C. Marx y F. Engels: Obras escogidas, t. III, Editorial Progreso, Moscú, 1974, p. 9

viernes, 24 de agosto de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XIX


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XIX
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es




3.19. TRANSFORMAR LAS CONDICIONES Y ACTITUDES POCO FAVORABLES PARA LA RENOVACIÓN, EN ACTITUDES Y PRÁCTICAS RENOVADORAS

Son innumerables las condiciones y actitudes desfavorables que registra la historia, generadas por los que controlan el poder económico, para el desarrollo integral de los seres humanos y en particular de los maestros. Lo que pasa es que generalmente no podemos manejarlas adecuadamente por falta de una ideología científica, nos resistimos a desarrollar en nosotros la ideología para la renovación. Estamos encadenados por la ideología liberal que asfixia nuestro pensamiento.

La ideología científica y dialéctica es el oxígeno del pensamiento, pero no nos damos cuenta. O sencillamente no queremos darnos cuenta. Si la cogemos, y si es en perspectiva y en función de una Sociedad mejor se vuelve transformadora.

La dialéctica nos brinda aptitudes creadoras y de resolución de problemas. Una ideología a favor del pueblo nos brinda actitudes y prácticas renovadoras. Cuanto más nos basamos en la realidad de nuestro pueblo mucho más sabemos. Obviar esta norma nos aleja de la renovación, incluso de una buena educación.

Por otro lado, cumplir por cumplir, no es una buena práctica. Menos dejar las cosas a medio hacer, porque las convicciones y las buenas actitudes se fortalecen en la práctica integral.

Nuestro espíritu renovador, debe empezar con volver a estudiar el sistema educativo con una actitud crítica y, a través de ella acerar la convicción y disposición permanente de experimentar para transformar. Lograrlo y aceptar nuevas ideas, sólo es posible también si derrotamos el egocentrismo, el individualismo y desarrollamos una conciencia comunitarista.

Ahora bien, esas ideas las extraemos de la realidad con teoría y práctica; nuestros alumnos también forma parte de esa realidad, por tanto aprender de ellos es fundamental, porque nos permitirá educarlos mejor. El principio básico de la ideología científica es: la unidad de la teoría y la práctica.

Ya no podemos seguir caminando a tientas, tres aspectos a estudiar deben guiar nuestros pasos si queremos ser maestros transformadores y renovadores: estricto estudio de la situación actual –ser objetivos y observar causas y efectos; investigar y estudiar  por nuestra cuenta la historia –del nuestro país y del mundo-, retomar nuestros propios héroes y ancestros, y el tercero es la aplicación de la concepción científica del mundo. En otras palabras, buscar la verdad en los hechos.

Por otro lado, un buen maestro tiene que aprender a ser un buen alumno. Aquel maestro que se cree sólo maestro ya perdió. Hay en nuestros días una imperiosa necesidad de empuñar estos nuevos conceptos de enseñar y aprender. Hay que llenarnos de vida comunitaria. Todos educamos a todos decía Freire.

Dos son las practicar renovadoras generales fundamentales que debemos ejecutar para contribuir con una educación transformadora:

      1.- Liberar el pensamiento del subjetivismo y basarnos en la realidad. No limitarse sólo a los libros, sobretodo, basarnos en los hechos, y autoeducarnos.

      2.- Concebir y observar el mundo dialécticamente: Nos impregna de audacia para innovar y saber ver los nuevos avances  científico-tecnológicos que desarrollan nuevas fuerzas productivas en la actualidad, para ponerlos al servicio de nuestro pueblo.

La ejecución de ambas prácticas renovadoras debe ayudarnos a construir condiciones y actitudes favorables para transformar el mundo.


3.20. TRANSFORMAR LA EDUCACION CONSERVADORA DE LA FAMILIA Y LOS HIJOS, EN EJES DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL


Se nos enseña que la familia “es la célula básica de la sociedad”, lo que en buen romance significa que de ella dependen las buenas costumbres y la moral de la sociedad. Nada más falso. Simultáneamente, tanto las costumbres y la moral familiar, así como su situación concreta, son determinadas por las condiciones económico-sociales del período histórico concreto donde se desenvuelve la familia. Ésta contribuye en parte, pero no determina.

Los modos de producción esclavista y feudalista, han generado por ejemplo una familia donde el hombre es el sustento vital de ella y la mujer se encargaba exclusivamente del hogar. Claro que lo hacían por “machismo”. El sistema capitalista que estamos viviendo, prácticamente ha destruido ese tipo de vida familiar  al tratar al hombre como una mercancía más, pagarle un ridículo salario por su fuerza de trabajo y convertir también a la mujer en una asalariada más, para poder sobrevivir, puesto que la del hombre no es suficiente.

El capitalismo arrancó el velo patético-sentimental que encubría las relaciones familiares feudales y cristianas, reduciéndolas a una mera relación de dinero. Las condiciones de vida del nuestro pueblo equivalen ya hoy a la destrucción de las condiciones de vida de las familias. Su relación respecto a la mujer y los niños nada tiene ya en común con la situación familiar burguesa. Nuestro pueblo ya casi no tiene vida familiar.

¿Qué vida familiar puede existir, donde padre y madre tienen que salir a trabajar por necesidad? Y en la mayoría de los casos no hay posibilidad de contratar a alguien que los cuiden y eduquen ¡Cómo quedan los hijos! Abandonados. Por más esfuerzos que se prodiguen no es igual.

Toda esta situación, nos ha hecho comprobar en la práctica, que la mujer como madre, es el eje vital del desarrollo equilibrado de la personalidad de los hijos, el hombre en ese sentido es complemento, porque es más tajante, en cambio la mujer es más persuasiva, pero, aquella mujer que diga “espera que venga tu padre ya vas a ver” deja de cumplir ese rol y desequilibra la formación. Por eso la mujer debe dedicarse a leer y autoeducarse. Es fundamental.

Salinas H. (2013), en su libro, Las empresas-país y gran transformación, nos reitera: “¿Cuál es el origen del problema? Mis investigaciones me orientan a señalar que el origen de todos estos males de sociedad radica en la Repartición Individualista. Es decir, en que el 100% del resultado neto de la actividad económica se orienta, única y exclusivamente, al propietario de la empresa o a sus accionistas. La casi totalidad del esfuerzo de un pueblo se concentra en poquísimas manos (menos del 1% de la población total)”. Pág. 10.

El sistema capitalista, inclusive, injustamente ha triplicado el trabajo de la mujer trabajadora, obrera, campesina, maestra: Seguir con el cuidado principal de los hijos, llevar a cabo las labores domésticas y luego salir a trabajar remunerativamente. Sin embargo, las mujeres de los capitalistas, tienen a sus obreras o “trabajadoras del Hogar” para hacer las cosas por ellas y, éstas (las burguesas) se dedican a la frivolidad, vanidad de mujeres con plata, teñida con la sangre de la mujer obrera. Por eso sus hijos son déspotas, individualistas, egoístas, fríos, frívolos y desconsiderados. Hay que ver cuando llegan a gobernantes, les interesa un pepino la gente o sus gobernados que sobreviven con un nuevo sol diario.

El Dr. Hugo Salinas, también nos reitera: “Una civilización que bajo el manto de “democracia” continúa miles de años de dominación, exterminio, rapiña, esclavitud, servilismo y apropiación total de los bienes duramente producidos y construidos por los pueblos del mundo y, en especial, del Sur. Con el manto del “terrorismo” o “invasión de inmigrantes” pretenden ocultar las grandes desigualdades socio-económicas generadas durante estos miles de años de oprobio y humillación”.(1)

Así pues, la situación de crisis familiar que vivimos, -generada por el sistema- ha obligado que veamos a la escuela como la única formadora y educadora de nuestros hijos y la TV como distracción en la casa. Los cuidados cariñosos de los padres casi han sido relegados totalmente del seno de los hogares pobres. No hay tiempo para arrumacos cuando de sobrevivir se trata. Pero, esto debe cambiar, hay que recuperarnos y recuperar nuestras familias con contenido diferente, no dejemos que se debilite nuestro espíritu de clase. El hombre nuevo tiene que aprender a desarrollar su vida familiar comunitaria. El esfuerzo de compartir tareas es importante.

Ha llegado la hora de crear y forjar las familias comunitarias, las escuelas comunitarias, la economía comunitaria y como tal la sociedad comunitaria. El hogar debe ser la primera fuente de formación del niño. No olvidar que las familias las constituimos a través del amor primero de pareja y luego a los hijos. El amor es un afecto grande que una persona siente por la otra y busca siempre su bienestar. La tolerancia sana y equilibrada y la fuerza de la costumbre, deben ser los antídotos cuando se cree que el amor se ha resquebrajado.

Tampoco olvidar que nosotros somos los primeros adultos que ellos, nuestros hijos, van a tener acceso. Hay que buscar y hacer el esfuerzo de brindarles una educación transformadora de todo lo que creemos injusto. Empezando desde la familia, contrarrestando las influencias negativas de la TV y la calle. Padres permisivos, indulgentes o autoritarios, no hacen nada bien, todos los afectos deben tener un justo equilibrio. Las familias deben ser también escuelas de democracia. Absolutamente nadie hará ello por nosotros, somos nosotros mismos en comunión con otras familias que lo haremos, siempre pensando en función de la Sociedad Mejor. Es clave.


NOTAS:

(1)http://www.rebelion.org/noticia.php?id=210358

viernes, 17 de agosto de 2018

FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE LIMA 2018 (FIL 2018) POTENTE CULTURA DE LA INCULTURA


FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE LIMA 2018 (FIL 2018)
POTENTE CULTURA DE LA INCULTURA
                                                                                                        Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                                       odesi12@yahoo.es





Dedico este artículo a todos los que me han pedido que hable sobre la FIL, a todos los niños y jóvenes que están sufriendo alegremente los embates de la TV basura y, ahora su aliada anual la FIL basura ¿Por qué?

A medida que la crisis del capitalismo se agudiza, los grandes mercaderes o empresarios actuales se desesperan, porque peligra la fortuna que amasan producto del engaño y la explotación; su  papel corrupto, estafador y manipulador se pone cada vez más de manifiesto. Ya no se limitan sólo a robar, sino a la perspectiva de mayor control de nuestras mentes, sobre todo de nuestros niños y jóvenes.

¿QUÉ INFANCIA Y JUVENTUD ESTÁN CONSTRUYENDO? Les van quitando la capacidad de mirar críticamente la realidad. Están contaminando su mente, nuestra mente.

La peor contaminación del mundo –en especial en el Perú- es la contaminación mental; no solo por los problemas de salud mental que sufre la sociedad peruana actualmente, sino por el altísimo nivel de control mental del que somos víctimas.

Los que controlan el poder económico intensifican y profundizan su control mental con más ferias de libros basuras y con más TV basura y, a esto lo llaman “crecimiento cultural y de lectura”.

Crecemos, pero involucionamos; tenemos un crecimiento pervertidor. Crecimiento crapuloso, corrompido, que margina la cultura y la educación y lo poco que invierten lo utilizan para pervertir la sociedad de los niños y los jóvenes.

Por ejemplo, hace 23 años se lleva a cabo la Feria Internacional del Libro de Lima, FIL Lima; organizada por la Cámara Peruana del Libro. Del 20 de julio al 5 de agosto 2018 fue su versión 23, en el Parque de los Próceres de la Independencia (cuadra 17 de la avenida Salaverry), con 7 soles la entrada. Crece en sus ganancias y venta de libros cada año, es cierto, pero generando intencionadamente, generaciones de niños y jóvenes con inclinación hacia el morbo y la lectura banal.

Patéticamente, “la Cámara Peruana del Libro es una asociación gremial y cultural de derecho privado y sin fines de lucro”, sin embargo, el año pasado con la 22 FIL, lucró con más de 17 millones de soles.

Este 2018, facturó solo en ventas de libros más de 19 millones de soles. Más de 2 millones en venta de entradas y, más el cobro de los stands que nunca informan; más los cobros por un evento que quieras realizar con una Inversión solo por inscripción: S/ 100.00. Está también el costo de los talleres al público, cuya inscripción menor fue de 150 soles. Es decir todas las actividades  artísticas de presentación de libros, fomento de la lectura tenían un costo.

No que son sin fines de lucro.

La superioridad económica del trabajo de la “Cámara Peruana del libro” y la angurria capitalista de solo ganar dinero, está deformando estas importantes fiestas del libro y la lectura, por tanto, nada tiene que ver con la promoción del libro y la lectura y la promoción de la cultura de la FIL, sino con la mercantilización enfermiza de las mismas.

LA COMPRA FALAZ DE LIBROS

El famoso historiador Basadre llamaría a la época del guano “prosperidad falaz”, no desarrolló el país, solo unos cuantos se enriquecieron. Así la Fil tendría una venta falaz de libros, pues se enriquecen ellos, pero no se enriquece la lectura y la cultura; la gran mayoría de la gente no compra para leer, sino para adornar sus casas de libros y aparentar riqueza intelectual.

Realizamos una encuesta de tres días a la gente que salía con paquetes de libros  comprados en la feria; contestaban:

- “para enriquecer y renovar mi biblioteca particular”
-¿No los vas a leer?
-“Cuando tenga tiempo”.
-¿Qué libros más has comprado?
-“Lo que está de moda, libros de autoayuda”.

He ahí la perversión del fomento del libro y la lectura, nuestra “marca Perú” en lectura, va consolidando la estupidización de nuestros niños y jóvenes. Comprar libros solo porque la TV basura los pone de moda ¡Y qué libros!

LOS LIBROS MÁS VENDIDOS

"Diario de una vaca descarriada", de la farandulera Wendy Ramos de “Patacláun”, que trata de sus problemas personales y algunas pastillas al peor estilo de Belmont, por ejemplo: “No se me pasó el tren. Yo dejé pasar ese tren (…) tomé otro tren que me gustaba más (…) (También tomé aviones, barcos, helicópteros y caminé un montón)”.

Otro libro: “Pecho frío”, del indefinido sexual Jaime Bayly, trata también de su vida privada y sus aberraciones de alcoba, que besa a un animador en la boca porque le gustaba y luego se convierte en  líder de un movimiento homosexual. Este tipejo habría dicho; “escribo un par de huevadas y el público me admira”.

Entiendo que sus seguidores solo pueden ser aquellos adictos al morbo de la TV basura y aquellos que van a las ferias gastronómicas a ingerir “chancho al palo”. Es obvio entonces que lo compren y, generalmente no es para leer, sino para culturizar su sobaco y sentirse como él: un estúpido y ridículo amoral irreverente injuriador.

Así,  la gran mayoría de la venta –que no vale la pena seguir en la nómina- está cargada de farandulerismo morboso. La FIL, aparentando un lugar agradable, lleno de “cultura”, en la práctica es un lugar para engañar lectores. Pretenden consolidar la siembra de una nueva servidumbre lectora de la chabacanería y el morbo de la vida de los faranduleros como nueva clase social. Ni siquiera se dan el trabajo de traficar el morbo y el farandulerismo, lo venden abiertamente. No hubo ningún espacio de la feria que no haya estado mezclado de morbo y burla a los niños y jóvenes, impulsando el narcisismo literario, fieles a los usurpadores del saber: los faranduleros “escritores”.

¿POR QUÉ SE PRODUCE ESTE FENÓMENO?

Son los logros de la TV basura. Nuestros niños que viven prendidos al televisor, se convierte algún día en adultos, pero un adulto sordo de por vida a los estímulos de la lectura y la cultura escrita. A los 25 y 30 años de edad, los estamos viendo ahora, adultos totalmente empobrecidos culturalmente, educados por la imagen de la TV basura, marcados para toda la vida por una atrofia cultural, fácil de ser manipulados.

La “cultura” audiovisual, es una potente cultura de la incultura. Y, esto, hace años, lo viene advirtiendo el culto profesor Edgardo Vásquez Arbildo. Gran amigo.
Estamos pues ante un nuevo tipo de ser humano que necesita el sistema para perpetuarse; forjado por la televisión, que es su principal instrumento de educación y cultura capitalista, ya que la TV sería la primera escuela del niño, que lo convierte en un hombre que no lee.

LA FIL, CAMPEONA INTELECTUAL DE LA CLASE MEDIA o pequeña burguesía FARANDULERA

Se une a la TV basura para estupidizar a nuestros niños y jóvenes, cuyos organizadores, increíblemente propalaron más tarde el argumento de que “era, en general, el orgullo y el deseo de poder contribuir con el fomento del libro y la lectura”;  a fin de cuentas, el más caro de todos.

Ya sabemos entonces, por qué estos librejos fueron los más vendidos. Las personas que solo ven telebasura, se acostumbran y siguen a esos personajes, por tanto carecen, reitero, de cultura literaria; en ese sentido, es obvio que compren tamaña literatura porque es lo que conocen.

Estamos indudablemente frente a una TV como hampa mediática farandulera que nos está atrofiando el cerebro.

Entonces me preguntarás ¿Por qué lo ves? Claro, por qué lo vemos ¿HAY QUE DEJAR DE VER TELEVISIÓN?, de la forma cómo lo estamos haciendo y buscar otras formas de sociabilización junto a nuestros hijos. Ver la TV de manera crítica y reflexiva.

¿QUÉ HACER?

Frente a las críticas, aparecen discursos condicionados y pervertidos por el sistema, acusándote de “envidioso”. Mire, no solo la plata corrompe, sino también el figuretismo, donde el “intelectual” pretende ser más famoso.

Es hora que el arte y la cultura, la literatura y el teatro se indignen, basta de hacer arte anodino, neutro o apolítico. Arte que sin perder su belleza y buen gusto, tenga un alto contenido educativo para sensibilizar, desarrollar el sentimiento peruano y la conciencia a favor de una Sociedad mejor. La educación se ponga al servicio de la forja de una educación transformadora.

Bertolt Brecht, jamás creyó en la inocencia del escritor. Nos dijo con mucha certeza y verdad:

“¡Por cierto que vivo en una época sombría! El verbo anodino no es más que tontería...... ¡Qué tiempos éstos, en que hablar de árboles es casi un crimen, pues implica el silencio de tantas fechorías!”

No resulta apropiado que el artista y los escritores digan cualquier cosa, so pretexto de que así lo sienten. Esa actitud les pone de lado de este sistema corrupto, morboso y mafioso. Brecht, se burlaba de los supuestos estéticos y alejados de lo político: "Así, es una verdad que las sillas son un asiento para sentarse y que la lluvia cae de arriba hacia abajo".  

Es hora de rechazar toda forma de arte que implique un consentimiento al orden existente. La lucha por la transformación de este sistema genocida, ya ni siquiera puede ser por cuestiones ideológicas y políticas, sino por moral, por dignidad y por justicia.