sábado, 20 de octubre de 2018

VIOLENCIA, PAN NUESTRO DE CADA DÍA: CAUSAS Y CONSECUENCIAS


VIOLENCIA, PAN NUESTRO DE CADA DÍA: CAUSAS Y CONSECUENCIAS
                                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                                 odesi12@yahoo.es

 


Hace unos meses atrás, escribí sobre la violencia que estamos viviendo, regreso con este tema porque ya forma parte de nuestra cultura, la violencia es pan nuestro de cada día, por cualquier detalle nos agredimos unos contra otros. Vivimos con miedo, no sabemos en qué momento y por donde vamos a sufrir una agresión, ahora hasta los propios alumnos están agrediendo a sus profesores; cada minuto mueren más de 100 personas en el mundo por violencia, ¡claro! Sin hablar los cientos de muertos que causan las invasiones militares de EEUU.; en el Perú, sabemos hasta más de 5 muertos diarios por violencia de cualquier género.

Esa violencia y ese miedo se han instalado en la estructura social, caminan por las calles y se introducen en nuestros hogares haciendo mucho daño. Aunque los que controlan el poder económico y son devotos de la propiedad privada, tenemos que decir que la causa principal de la violencia es precisamente la propiedad privada. Cuando alguien pone un cartelito que dice “Propiedad privada” te está amenazando con su naturaleza individualista, egoísta y violenta.

CAPITALISMO ES VIOLENCIA

El capitalismo es propiedad privada violenta, para conquistar el poder en contra del feudalismo, han organizado más de 10 violentas revoluciones burguesas*, y en 1789, tomar el poder con una de las  más sangrientas que registra los anales de la historia universal: “La Revolución Francesa”.

Han preparado o participado con sangrientas dictaduras, invasiones militares y en las dos más sangrientas guerras mundiales para repartirse y controlar el mundo: I Guerra Mundial (1914) y II Guerra Mundial (1944); son responsables del genocidio de niños y ancianos por hambre y miseria; son los más grandes traficantes y consumidores de droga y de gobiernos y narcoestados mafiosos y corruptos; son los más grandes fabricantes de armamento bélico y bomba atómica para proteger su grandiosa fortuna y economía degradante, generadora de más hambre y miseria creciente, donde la patética opulencia de unos pocos se contradice con la abominable carencia de la mayoría, con más genocidio insufrible, con delincuencia brutal callejera, lo que hace que el mundo esté en permanente convulsión violenta y los seres humanos se agredan unos a otros; -es fundamental señalar que tanto la carencia y la opulencia generan conflictos personales pues degradan la salud mental –sicología-  No podemos callar estas cosas.

El capitalismo es generadora de la crisis de valores en las familias. Los únicos valores que tiene el capitalismo son la violencia, la ganancia, el dinero, la mentira, el egoísmo, la calumnia, la competencia desleal, el individualismo, el control y la destrucción. A través de la educación y los medios de comunicación, esos valores son instalados en las familias y las mentes de las personas, que contradicen el valor del amor, la amistad, la solidaridad, el respeto, la fidelidad, la sinceridad, etc., creando un ser humano totalmente inestable, muy débil en su salud mental.

Con violencia, el capitalismo nos mete miedo, lo instalan en nuestro cerebro. Lo usan cuando quieren para imponernos sus propósitos, con violencia y miedo nos callan y someten. Ese miedo lo mantienen con la religión, sus películas de terror, sus invasiones militares, la educación, la cultura y sus leyes. Con el miedo alargan la agonía y caducidad del sistema.

PAGAR 930 SOLES COMO MÍNIMO VITAL ES VIOLENCIA

La violencia no solo es su brutalidad policiaca y criminalización de las protestas, sino el aumento de la pobreza, de niños mendigos, enfermos que deambulan por los hospitales sin atención, empresas mineras que no pagan impuestos y contaminan nuestros ríos,  niños intoxicados con leche que no es leche, politiqueros y burócratas que usan sus cargos como agencia de corrupción. Etc.

 Por todos los medios de comunicación nos amamantan con cultura de violencia, entonces los capitalistas gritan a grandes voces: “que se expidan leyes donde los niños y jóvenes tengan que ir a la cárcel por sus delitos o acciones delictivas”, “que se construyan más cárceles”.

Ningún cabeza de capitalista piensa, que la violencia se ha de resolver con una sociedad más justa, con salarios de acuerdo al costo de vida, hasta que desaparezcan la carencia y la opulencia y se forje una sociedad equilibrada.

Considerar, que tanto la carencia como la opulencia, generan problemas de salud mental, en ese sentido, los obreros, los trabajadores y todos los que garantizan la producción de la riqueza sin ser los “dueños” y tener el más bajo rango, deben recibir un salario de acuerdo al costo de vida y un plus de recreación. En este sistema actual, un ser humano joven y mayor de edad, obrero, para vivir sin sobresaltos, estrés y malos pensamientos, necesita ganar un promedio mínimo de 5 mil soles. Eso sin contar otras necesidades vitales y necesarias. Es violencia del sistema que gane sólo 930 soles mensuales.

¡Qué cosa! -gritará el capitalista-, ¿mi obrero ganar S/.5000 mensual?, pero que te has creído. Eso disminuye mi capital en millones de soles. Si eso es así, tendré que aumentar el precio de mis productos al consumidor. El egoísmo burgués y la brutal indiferencia hacia los sufrimientos de los demás, no permite que se cumpla esta verdad. Además ellos controlan el Estado, los gobiernos de turno y el poder económico. El obrero sometido, controlado y temeroso, también le parecerá excesivo que gane así, pues le han adaptado a la vida de sufrimiento y creer que es pobre porque es flojo, pese a que sabe que no es cierto, pues trabaja hasta horas extras para sobrevivir.

El aumento de la violencia, la delincuencia, la corrupción, la desintegración de las familias, el consumismo, la drogadicción y el alcoholismo, pasando por la pornografía, la pedofilia y otras aberraciones sexuales, son culpas del capitalismo y su degeneración senil.

El capitalista, jamás estará a favor de los obreros y trabajadores, pese a que forman parte de su mercancía y fuerza de trabajo más valiosos. El capitalista, -está demostrado hasta la saciedad-, que utiliza la violencia como arma de control, a ellos no les interesa frenar la violencia, muy por el contrario la atizan, les conviene porque es su correa de trasmisión para sembrar el miedo y desmoralización en la sociedad más pobre y criminalizar las protestas.

LA TV ES VIOLOENCIA

El capitalista, lejos de frenar la violencia, la genera; desempolva la cultura medieval e impulsa la religión, propaga el morbo y la perversión, el vedetismo y homosexualismo como modelo y chisme, la violencia degradante y el misticismo, las supersticiones de todo tipo, pone de moda lo horripilante y monstruoso, la astrología y la suerte mística, con todo ello, penetra descaradamente en nuestros hogares a través de los medio masivos de comunicación principalmente la TV y el cine, promueven libros plagados de morbosidad, sadismo y masoquismo, de tal manera que cuando veamos en la vida real lo que hace y significa el capitalismo como sistema morboso, sádico, violento y genocida, nos perezcan normales.

La violencia del sistema disocia nuestra personalidad, destruyendo el autocontrol y regulación de nuestras emociones, generando permanentes crisis personales y familiares por ello nos volvemos más violentos y nos crean “enfermedades” como negocio: depresión, bulimia, anorexia, impotencia, bipolaridad, obesidad etc., y  no paran de fabricar pastillas para estos males, pastillas que nos vuelven más neuróticos.  Hay pastillas hasta para la tristeza y la alegría. Así funciona el Sistema Capitalista.

SOLO NOS HACER VER VIOLENCIA DE LOS DE ABAJO

La violencia del sistema nos enseña a no ver lo que estamos viendo, sólo nos hacen ver la violencia de los de abajo, maltrato familiar, feminicidios, golpizas, violaciones, etc.; la violencia de los de arriba se las ignora o pasan por blandas y aisladas, santas y puras. judicialmente los jueces siempre salvan a los de arriba, no ir a la cárcel tiene un precio, la libertad tiene un precio; sus gobiernos no escuchan al pueblo, criminalizan sus justos reclamos, infiltran y siembran violencia en sus movilizaciones para justificar terrorismo y represión. Además la exclusión, la pobreza, el hambre, la explotación, la publicidad comercial, el bajo presupuesto a la educación y cultura, son formas de violencia del sistema. Por ejemplo, en el Perú 10 millones carecen de agua potable, en Lima, más de 2 millones carecen de este servicio (Según el Movimiento Peruano sin Agua). Según la OMS, 1620 millones de niños en el mundo, menores de 5 años sufren de anemia. En el Perú más del 14% -según MINSA- ENDES 2014-. Es decir más de 4 millones 400 mil niños tienen anemia en el Perú. En 4 años estás cifras han subido que el MINSA se cuida en no rebelarlos.

Frente a esta violencia del sistema surge el derecho fundamental del pueblo a la indignación y la rebelión. Tenemos la única alternativa clara y sin reservas: transformar la violencia en humanidad, para ello, investigar, interpretar y transformar este sistema capitalista de violencia en una mejor, más sana y humana. Fomentar el libro y la lectura sana. Un hecho extraordinario, que las nuevas generaciones han de concretizarla. Nosotros tenemos que crearles el cimiento.

NOTAS:
*GUEVARA ÁVILA Hugo: Las Revoluciones Burguesas (1991)


sábado, 13 de octubre de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXIV


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXIV
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es


3.27. TRANSFORMAR EN INVESTIGADORES CIENTÍFICOS Y SOLIDARIOS A NUESTROS ESTUDIANTES


EL AYLLU ESTUDIANTIL


Por la importancia del mensaje en referencia a la cultura andina y con respecto al presente y futuro. El aula se convierte en Ayllu.
     
      La técnica a emplearse lo llamo AYNI EDUCATIVO, se trata de aplicar fundamentalmente LA RUTA DE LA DIALECTICA. Cumple los pasos siguientes:

      I.- FORMACIÓN DE LOS COLECTIVOS O FAMILIAS que conformará el AYLLU ESTUDIANTIL.
            Primero los forma el maestro, informándolos todo; luego los alumnos, con decisiones democráticas. Puede durar máximo una hora; dependiendo de la edad de los alumnos.

      II.- ACUERDOS SOBRE EL PLAN DE ESTUDIO Y TRABAJO.
             Se confecciona la lista de los problemas,  temas, una necesidad social, un programa de TV, un periódico, un problema familiar, etc. Que tengan relación sobre todo con los objetivos del mes y se engarcen con el objetivo estratégico anual.
              Unas veces puede escogerse un solo asunto, o dos, o cada colectivo trabaja uno diferente. El Ayllu finalmente orienta y armoniza todo. Puede durar más de una hora. Generalmente se hace al siguiente día para que el alumno tenga la oportunidad de interactuar.

     III.- ESTABLECIMIENTO DE LA ESTRATEGIA DE TRABAJO:
             Los alumnos elaboran su plan. Cada estudiante asume una responsabilidad determinada, se ve la bibliografía, preguntas informativas y analíticas, tiempo de duración, lugares donde encontrar, mayor cantidad de libros posibles, láminas, artículos, objetos, otras experiencias, visitas, etc. Dura más de dos horas.

    IV.- INICIO DEL AYNI EDUCACIONAL COMO TECNICA
            1.- Cada colectivo empieza el trabajo según lo planificado, el cual no es rígido, puede variar en el camino según las circunstancias. Los padres de familia pueden participar sólo facilitando y orientando y los que puedan integrarse activamente, lo hacen bajo la dirección del maestro.
            2.- Buscar todo tipo de información, los libros necesarios, siempre deben ser más de dos o tres, todos los materiales que puedan servir. Si se está llevando a cabo dos o más estudios y, en el camino se encuentra información o libros u otro tipo de material que sirvan a otros colectivos, se les proporciona.
             3.- Lectura atenta, comprensiva, con ideas principales, argumentos, etc. Individual y colectivamente. Los alumnos escogen sus espacios de trabajo más convenientes para ellos: En la institución educativa, en alguna casa familiar, en la biblioteca, en fin, donde pueden mejor trabajar.
              4.- Se elaboran fichas o tarjetas de todo lo acumulado, se les acomoda en un fichero previamente confeccionado.
               5.- Se dialoga y debate, siempre la crítica y la autocrítica deben estar presentes, se plantea ideas y resolución de preguntas que deben presentarse al Ayllu. Se elaboran las fichas y tarjetas definitivas. Todo colectivamente.
                6.- Análisis crítico del tema o asunto estudiado o investigado, la síntesis o resumen y respuestas, en lo necesario no deben ser copias de textos y si hay algo textual debe estar entre comillas, haciendo referencia al libro, el autor y la página.
                7.- El análisis crítico debe necesariamente estar relacionado con la vida cotidiana, apuntando a resolver problemas.
                8.- Se elaboran preguntas y respuestas para repartir finalmente a los demás compañeros y peguen en sus cuadernos. Reitero, siempre colectivamente. Hasta aquí el trabajo puede durar una semana. Dependiendo también de las circunstancias que se presenten en el camino.
                 9.- Se presenta el trabajo al Ayllu para el debate general: Todo colectivo que le toca exponer, deben estar al frente, uno de ellos expone, los otros están atentos para apoyar o reforzar al término de la exposición, o en todo caso se distribuyen la exposición, si eso es así, uno de ellos necesariamente tiene que hacer el remate sintetizando todo. Estos fundamentalmente tienen que turnarse para hacer las cosas. Si son varios temas, se debate uno por día.
                 10.- El maestro debe ser el Director de Debates al principio, como quien sirve de ejemplo. Después serán los alumnos.
                  11.- Al final el profesor profundiza el tema de estudio, presentando también su informe de investigación.
                   12.- Se evalúa el trabajo en todos los frentes: Autoevaluación, heteroevaluación y en los tres aspectos: Procedimental, cognitivo y actitudinal. Es decir el estudio respectivo de cómo se investigó, la forma como se resuelven los problemas, de qué manera nos sirve para analizar y trasformar nuestro aprendizaje, la realidad, y la sociedad en su conjunto. Interés en el trabajo, dedicación. Comportamiento y apoyo mutuo.
                     13.- Finalmente se gestiona con otros profesores, para presentar y exponer los trabajos en sus respectivas aulas. Si es posible con otros colegios.

      Adicionalmente y para que contribuya con el trabajo realizado, son LOS ESPACIOS EN EL AULA o los sectores, los distribuimos adecuadamente y colocamos los trabajos sintetizados incluyendo dibujos o láminas fuerza, o sea de reforzamiento; lo que deseamos que se grave más en la mente de los niños. No deben ser simples adornos. Especialmente deben orientar como esquemas visuales o simbólicos de nuestro entorno y del país en general. Por ejemplo sugiero los siguientes títulos:
Espacio de la realidad natural. Principalmente sus riquezas por ejemplo. ¿Quién y cómo las aprovechan? ¿Cómo participa el pueblo?
Espacio de la realidad social. Principalmente al hombre como fuerza de trabajo, sean niños, mujeres o ancianos. Responsabilidad individual y colectiva. Clases sociales. Exclusión, equidad.
Espacio del trabajo individual del alumno. Responsabilidades, inquietudes, su lugar en la sociedad, experiencia en el trabajo realizado: Investigación, solidaridad, comunitarismo.
Espacio del trabajo colectivo. El Ayllu del aula, gremios, partidos, la importancia de trabajar juntos.
Espacio de la institución. Sus integrantes, funciones, sus problemas, carencias, necesidades, sus actos positivos.

V.- LOGROS A CRISTALIZAR CON EL AYLLU ESTUDIANTIL:

      1.- Se crea los primeros pasos para formar una conducta investigadora.
      2.- Se inculca el pensamiento científico y planificador.
      3.- Se genera la ayuda mutua y solidaria (AYNI).
      4.- Se cultiva la aptitud y actitud democrática.
      5.- Ensayan oratoria y luchan contra la timidez.
      6.- Desarrollan su moral y responsabilidad para cumplir.
    7.- Capacidad de organización y cohesión de un colectivo.
      8.- Responsabilidad colectiva e individual.
      9.- Superar el recelo uno del otro, de falsa competencia.
    10.- Espíritu de empresa o de iniciar algo y no quedar a medias.
    11.- Cultivo y práctica de valores.
    12.- Actitud crítica y autocrítica.
    13.- Combinación integradora de técnicas de aprendizaje.

La dialéctica nos demuestra entonces que, el niño, el adolescente, no son seres pasivos; ni siquiera aún en la clase expositiva de algunos maestros.

      El principio básico de la dialéctica es que, la personalidad se desarrolla sólo a través de la acción, en contradicción y lucha con su ambiente o condiciones materiales de existencia para superarlo y transformarlo si hay orientación correcta, científica. Por tal razón, a la par que el maestro dirige la clase, el alumno debe aprender activa y creadoramente. Nunca dejar de pensar que la clase es una actividad conjunta de maestros, alumnos y realidad, donde jamás cesa el trabajo de investigación, en una intensa actividad mental para abstraer la realidad para transformarlo. Jamás adaptarnos, porque ello corresponde a los animales a través de su instinto; en todo caso sería el primer paso muy relativo de la transformación.


3.28. TRANSFORMAR Y TRANSFORMARNOS AHORA Y NO ESPERAR HASTA MAÑANA.

La presente alternativa no amerita mayor explicación. Es un imperativo moral-ético de cada maestro desarrollarlo. Toda la educación, el aprendizaje, la enseñanza y todas las actividades y conductas, deben estar impregnadas de moral transformadora.

       Quiero reiterar y recordar algo sumamente importante y fundamental: Nosotros los seres humanos para  ser tal, no sólo debemos trabajar, comer y defecar, sino ante todo debemos producir y transformar.

      El transformar es nuestra condición esencial de ser humano, y para realizarlo debemos  relacionarnos con nuestros pares, organizarnos, conquistar nuestros derechos, defendernos, protegernos, buscar y lograr un mundo mejor, una Sociedad Mejor, para nuestros hijos y nuestro pueblo. Ello es la máxima expresión de la producción social, la experimentación científica y la lucha de clases. Al no hacerlo nos autoaniquilamos como seres humanos, nuestra vida cae en una simpleza y realmente sólo es apariencia de vida lo que mostramos.

      La transformación es el acto común entre tú y yo, entre él y nosotros, entre nosotros y el mundo.

      En efecto, el ser humano para que sea tal, debe vivir, trabajar y relacionarse con  otros que piensan igual que él,  para transformar la sociedad, a diferencia del animal que vive y satisface sus necesidades solo y en forma gregaria instintiva, no para transformar sino perpetuar su especie.

      El ser humano para que sea tal y se diferencie de los animales, crea sociedad y fundamentalmente es producto de esa sociedad que crea mediante su razón, juicios de valor, valores y virtudes. En ese sentido, si vive aislado, indiferente y no une su pensamiento a los demás, destruye su condición de ser humano.

      Frente a ello, el maestro, es doblemente responsable, no sólo porque es ser humano, sino porque es un intelectual del cual depende la sociedad y el futuro de otros seres humanos.

      No podemos seguir viviendo dentro del mundo de la sola contemplación.

      Practicar la educación transformadora, es el inicio del impulso de una Sociedad Mejor y, es una fundamental condición humana, seas maestro o no.

      Sé que en el fondo de nuestros corazones y nuestras conciencias, crece lentamente el espíritu del futuro transformador, que en poderosa organización hará estallar las injusticias y hará florecer la vida justa que anhelamos. Las victorias son siempre producto de las grandes actitudes. Por ello transformar y transformarnos ahora es fundamental.

      Contribuyamos en la forja de una Sociedad Mejor. ¡Ahora! ¡No mañana! No olvides: la indiferencia es una de las peores traiciones.







viernes, 5 de octubre de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXIII


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXIII
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es


3.26. TRANSFORMAR LA ENSEÑANZA EXCLUYENTE DEL LENGUAJE NATIVO, EN VERDADERA  “EDUCACION BILINGUE” QUE INCORPORE EL QUECHUA A LA ENSEÑANZA NACIONAL. RESPETANDO Y VALORANDO LOS OTROS IDIOMAS NATIVOS.



En el devenir de la sociedad peruana, a partir de la invasión sangrienta de los españoles; el elemento lingüístico ha ido configurándose en una castellanización o españolización en desmedro del lenguaje autóctono: quechua, aimara y demás lenguas nativas, bajo el amparo de una cultura “moderna” dominante. Es decir con el dominio de una cultura sobre otra, potenciando una y negando y eliminando las demás.

      Recordar por ejemplo que, contra la rebelión de Túpac Amaru, ladinamente, los invasores genocidas españoles, en 1781 y en “bando público” sentenciaron lo siguiente:
                 “Por causa del rebelde mándese a los naturales que sigan los trajes que les señala las leyes: Se vistan de nuestras costumbres españolas y HABLEN LA LENGUA CASTELLANA, bajo las penas más rigurosas y justas contra los desobedientes” –Cusco, noviembre de 1781-

      En la etapa contemporánea de supuesta independencia y libertad, sólo existen cuestiones declarativas y artículos antes que normativos son decorativos de leyes para tranquilizar conciencias. Por ejemplo, de la Constitución:
 Art. 17: (…) el Estado (…) fomenta la educación bilingüe e intercultural según las características de cada zona (…)”.
“Artículo 48°. Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, también lo son el quechua, el aimara y las demás lenguas aborígenes, según la ley”.

Por otro lado, el 13 de marzo, 2009.- La Municipalidad Provincial de Puno oficializó los idiomas maternos quechua y aimara a través del Acuerdo del Consejo Nº 007 - 2009-CMPP., sin embargo, no pasa nada, en ningún colegio de Puno se enseña estos idiomas.

      Desde Velasco se ha empezado esta cantaleta de educación bilingüe, incluso la Ley General de Educación actual 24088 lo consigna:

  “Artículo 20°.- Educación Bilingüe Intercultural

La Educación Bilingüe intercultural se ofrece en todo el sistema educativo: (…) b) Garantiza el aprendizaje en la lengua materna de los educandos y del castellano como segunda lengua, así como el posterior aprendizaje de lenguas extranjeras. (…) e) Preserva las lenguas de los pueblos indígenas y promueve su desarrollo y práctica".

Pero, seguimos en lo mismo. Sólo decoración legal. 

       ¿Por qué entonces no se enseña quechua como asignatura en los colegios o instituciones educativas? Sencillamente porque las grandes potencias económicas mundiales han impuesto el inglés y el castellano, como ejes de comunicación.

      El problema de estos consignadores de la “educación bilingüe” es garantizar como los hablantes nativos se convierten en hablantes castellanos para que puedan comunicarse, pero qué bueno sería que digan que todos aprendemos a hablar el idioma nativo para poder entenderlos. Es decir sólo quieren el español u otra lengua extranjera, menos la nativa.

      Está bien castellanizar al “nativo”, pero, también hay que quechualizar al Perú. En el mundo andino no sirve el español, pero no hay la preocupación en este caso de aprender el idioma nativo, sino de enseñarles el castellano y desaparecer el idioma nativo. Esa es la verdad aunque quieran decir lo contrario.

      Al pretender liquidar en nuestro caso el quechua, que es constitucionalmente una lengua oficial, se está pretendiendo liquidar el espíritu mismo, el alma de la cultura andina y del Perú si se quiere.

      Quiero insistir por ello: ¿Por qué no aspirar por ejemplo que todo el Perú hable quechua y si es posible toda América tawantinsuyana? !No sonría ¡ ¡Es en serio! ¿Acaso no eres peruano? ¡Claro! ¡No se puede! Porque, sencillamente no responde a los intereses económicos y racistas de las clases dominantes que controlan la economía.

La cultura de este tipo no produce ganancias en la actualidad capitalista-racista. Nuestras clases dominantes no han podido superar su fanatización y alienación europeizante. Viven y piensan a la usanza europea. Poco les falta oficializar como idioma el inglés para nuestra patria.

     Sin embargo, después de más de  cinco siglos de imposición idiomática, los invasores, y hoy, sus herederos, no han podido liquidar el idioma nativo. Téngase presente que, más del 30% de nuestra población es quechuablante y más del 5% aimara y demás lenguas amazónicas.

       El idioma nativo materno de un país, es su expresión legítima y, en nuestro caso, el quechua debe ser elevado a categoría de expresión nacional y enseñarse en todos los colegios de la República independiente. ¿Por qué hablan entonces de educación bilingüe? Esto tiene que darse a partir de completar el alfabeto quechua y de su unificación.

 El quechua –quiero ser reiterativo- debe ser una asignatura más en cada institución educativa. Sólo así podríamos estar hablando de educación bilingüe e interculturalidad. Unamos nuestras voces a favor.

 Las voces desde abajo también crecen si se unifican ¿Si los de abajo somos la mayoría, por qué no podemos tomar nuestro destino en nuestras manos?


3.27. TRANSFORMAR EL ABSTRACTO CURRÍCULO IMPUESTO, EN UN CUADRO DE IDEAS DE LA REALIDAD QUE PERMITA ILUMINAR CIENTÍFICAMENTE NUESTRO TRABAJO DENTRO Y FUERA DEL AULA.

Hasta el siglo XVII el currículo era un “conjunto de disciplinas o asignaturas”, al siglo XVIII “planes y programas” y, actualmente es “todos los medios deseables para conseguir un buen aprendizaje”. En ese sentido, los contenidos y la metodología son los aspectos más importantes.

      En el Perú se nos presentan en paquetes de planes y nosotros tenemos que cumplirlos. Prácticamente seguimos en el siglo XVIII y teóricamente de alguna forma hemos avanzado. Porque, a fines de la década del 60 y principios del 70 del siglo anterior en algunos países latinoamericanos, se debatía sobre si el currículo era una “Disciplina científico aplicada” por lo mismo del avance del conocimiento; se hablaba de la “selección y organización experiencias” de la “Defensa de la creatividad y la libertad” el “reemplazo del profesor por el de facilitador”, etc. En  filosofía “la manera totalizante de pensar” es decir se planteaban ya que “la realidad es un todo holístico”; (Leer la interesante revista “currículum” –Año 3/ Nº 5/ julio 1978 de la OEA y auspiciada por la Universidad Simón Bolívar de Venezuela); en nuestro país recién se esta introduciendo esta terminología como novedad. Sin embargo, con la Reforma Velasquista, algo de este “enfoque sistémico” se debatió.

      Ahora bien, como puede notarse, los materiales curriculares, no se extraen de nuestra realidad, sino vienen empaquetados de otros países. Seguramente para cubrir estas carencias, siempre se escribe que son flexibles, incluso actualmente se nos da una décima de horas para complementar con lo que nos parece. ¿Qué flexibilidad puede haber en un sistema educativo totalmente rígido a merced de la normatitis? Enjaulado en horas de clase, alejados totalmente de la investigación y la experimentación científica.

      Sencillamente “cumplir el dictado de clases” es el mandato imperativo; actualmente incluso bajo la presión de aumentar horas de dictado de clases porque en otros países tienen más, sin tomar en cuenta por qué lo tienen y que es lo que hacen; simplemente pensando que “a más horas de clase más educación”. Esta estrategia aumentativa de horas sin por qué ni para qué, sin tomar en cuenta incluso el estado nutricional de nuestros niños, la situación laboral infantil de más de dos millones de ellos, en la mayoría de casos en sus horas “libres”, sin la inclusión de la experimentación científica en el currículo, indudablemente causará el efecto contrario: A más horas de clase, más cansancio; a más educación peor educación.

      Hasta el momento se aprende y se enseña en base a un currículo impuesto, abstracto, fuera de nuestra realidad. Pero, eso si, nos enseña a mantener el sistema social existente, casi nada hacemos con lo de flexible y las 10 horas libres. La mayoría los pone como taller de inglés u otro taller. Estamos acostumbrados a copiar lo que nos dan. Por supuesto con honrosas excepciones. ¡Ojalá seas tú!

      Necesitamos entonces, de un cuadro de ideas o temas de la realidad, con los requerimientos ideológicos y políticos necesarios que nos faciliten el análisis e interpretación de esa realidad y poder transformarla. Todo está en nuestra conciencia y voluntad. ¡De ti depende maestro! ¡Si tú no lo haces, nadie lo hará! Los gobiernos de turno sirven siempre los intereses de los que controlan el poder de la economía. De ellos sólo tienes que esperar imposición.

      Tenemos que juntarnos todos los maestros, formando círculos pedagógicos de estudio y lucha en los tres terrenos fundamentales: Económico, ideológico y político y forjar un currículo transformador.

       Las experiencias de aprendizaje no pueden seguir dándose en el vacío. No esperar más. No seguir siendo un maestro “oficial”. Transfórmate en maestro social. Realmente en un líder social. Estudiando, aprendiendo y enseñando críticamente. Actuado críticamente y por ende transformando el abstracto currículo impuesto en un cuadro de ideas y contenidos de nuestra realidad en función de una Sociedad Mejor. Ahora, no mañana.






miércoles, 26 de septiembre de 2018

PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXII


PEDAGOGÍA PARA LA TRANSFORMACIÓN Parte XXII
-Crisis de la educación: causas y soluciones-
                                                                       Por Carlos Villacorta Valles
                                                                                odesi12@yahoo.es


3.24. TRANSFORMAR LA EDUCACIÓN “TRADICIONAL VIGENTE” EN UNA EDUCACIÓN NUEVA Y TRANSFORMADORA.




O la educación sigue defendiendo,  manteniendo y justificando el sistema, o la crítica, desmonta y contribuye en su transformación.

Ello depende de ti maestro. El Perú tiene un sistema económico-social injusto y excluyente, y por tanto su educación también será injusta y excluyente. Sólo una muestra: es unidireccional, no existe interacción entre profesor y alumno, no desarrolla capacidad de crítica y análisis; promueve el individualismo y la irracional competencia entre los estudiantes, anulando la solidaridad; etc., etc., y etc., como tal, debe ser el blanco de nuestra crítica, el desmontamiento y la transformación en un sistema educativo liberador para que contribuya al cambio de ese sistema económico-social injusto en uno justo y mejor.

      En ese sentido, se seguirá diciendo y haciendo lo mismo hasta que las cosas cambien. No caer en el aburrimiento, la justificación, menos en la indiferencia. La mayor de las traiciones es la indiferencia.

Es más fácil justificarnos que explicar razones; más cómodo ser indiferente y ver nuestro propio ego. Precisamente este sistema injusto nos vuelve egomaniáticos. Hay que superar. No seguir creyendo que, conmigo no es la cosa,  o yo ya cumplí. Son muletillas que no nos ayudan a superar nuestra egomanía, muy propia del capitalismo. Por el contrario nos vuelve inactivos e indiferentes, prácticamente tradicionales.

      Resumo algunas prácticas muy conocidas que nos caracterizan como “tradicionales” o más propiamente defensores del sistema. Seguramente con toda la ingenuidad e inocencia al que nos tienen acostumbrados:

 A NIVEL INDIVIDUAL-PROFESIONAL.

1.- Aceptar pasivamente y sin chistar lo que las “autoridades educativas” nos imponen o implementan, aunque vaya en nuestra contra, con la muletilla infantil “A mí no me gusta meterme en problemas”. O “Ya lo dijo la autoridad”. Anulando nuestra capacidad crítica y participativa y, como consecuencia creativa.

      2.- Alejarme de los maestros críticos, para no ganarme la mala voluntad de las autoridades. Me encierro en mi jaula y punto. Disculpe, quise decir aula. Así desarrollo mi individualismo principio básico del capitalismo, enemigo del bien común.

3.- Seguir pensando que, lo ideológico y político no forman parte de la educación y nuestras actividades pedagógicas. Dando lugar para que sólo prime lo del sistema o de la clase que ostenta el poder económico.

      4.- Dejarlo todo a la “voluntad del destino”, la “bondad” de las autoridades y la “decisión” final de dios. Sin tomar  en cuenta que, todo depende de cada uno de nosotros, de nuestra firme voluntad y valiente decisión. Olvidamos con frecuencia que nada es casual ni espontáneo.

5.- Dedicarme sólo al trabajo individual y no buscar la articulación de lo individual y colectivo; hermosa herencia cultural incaica, el Ayni. Pues tenemos responsabilidades individuales y colectivas y, ambas interactúan.

      6.- Seguir pensando que, cuantas más horas trabaje y cuadernos llene, voy a ser el mejor o en todo caso el trabajo va a ser mejor. Sin actuar cualitativamente y ver los cambios en mis alumnos.

7.- Creer que no puedo cambiar. “Ya tengo mi forma de ser”. Falso de toda falsedad. Todo está en la voluntad. El cambio es hasta la muerte. Y, aun de muertos cambiamos, porque nos vamos desintegrando poco a poco hasta convertirnos en otra materia.

      8.- Seguir copiando los programas curriculares tal y como me los dan, sin darme el trabajo de organizarme con los demás y agregar competencias y capacidades que nos lleven a analizar la realidad para contribuir en su transformación.

9.- Seguir sin comprender cómo puedo aprender de mis alumnos o cómo el maestro es también un alumno de sus alumnos.

      A NIVEL GENERAL-PEDAGÓGICO.

1.- Seguir implementando el divorcio entre el libro y la vida práctica.
2.- Seguir formando servidores útiles al sistema injusto que nos excluye.
3.- Seguir con mi evaluación exclusiva memorista, de control de conocimientos.
4.- Seguir siendo autoritario e impositivo. Limitando la voluntad del alumno.
5.- Seguir dividiendo a los alumnos en “buenos” y “malos” sin ver causas.
6.- Seguir oponiéndome a una educación transformadora.

      ¡Tú! Mi estimado maestro sabes que es así, lo sientes y lo observas. Entonces hagamos lo contrario de todo lo que estamos haciendo hasta estos momentos. Guíese por el resumen que le acabo de presentar y reiterar. Ponga lo suyo y enriquezca la propuesta. Empecemos a descubrir juntos una nueva y auténtica educación transformadora, profundamente liberadora.

      Para que la educación sea nueva y transformadora y, lo aprendido se convierta en hecho cualitativo, debo llevar al niño y al joven a la interpretación y transformación de su realidad y él mismo debe ser un sujeto cambiado.


3.25. TRANSFORMAR EL APRENDIZAJE Y LA ENSEÑANZA ENUMERATIVA Y DESCRIPTIVA DE LA HISTORIA EN INTERPRETACIÓN CIENTÍFICA Y GUIA DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL.


La interpretación científica de la historia, debe ser el método para enseñar y aprender nuestra historia, porque se basa en el análisis y la síntesis de las causas y efectos, los conflictos de clases y no simplemente en la enumeración de datos y hechos sin contenido, como es la enseñanza y aprendizaje de la historia o Ciencias Sociales actual.

      El materialismo histórico nos enseña a enseñar y aprender la historia sobre la base de tres constataciones históricas fundamentales, sobre las cuales la sociedad se desarrolla desde la aparición de la propiedad privada:

      1.- La lucha para producir y crear.
      2.- La experimentación científica.
      3.- Los conflictos sociales o lucha de clases.

      Los neutros y defensores del sistema, nos achacan y atacan diciendo que el Materialismo Histórico ya caducó.  Tenemos que decirles a estos “modernos” y amantes de  “la moda”  que nosotros no actuamos con tal o cual método por  que esté de moda, sino por su modo de entender el mundo, la naturaleza y la sociedad, por su capacidad filosófica interpretativa certera y, el Materialismo Histórico ha demostrado ser en teórica y práctica en ese sentido, uno de los mejores métodos para enseñar y aprender la historia y todo quehacer cotidiano.

      La enseñanza y aprendizaje de las ciencias sociales seguirá siendo incompleta si no se basa en el Materialismo Histórico. Jamás podrá desfanatizarse de sus héroes, sus datos y sus fechas si no se alumbra por la filosofía materialista. Seguirá viviendo en el pasado.

      Basta leer cualquier libro sobre nuestra historia por ejemplo para imbuirnos de gloria y grandeza del pasado, en el caso peruano, de la gloria tawantinsuyana y, quedar sólo en eso, pasado, arcaico; pero se escribe nostalgia y deseo por la colonia virreinal y sobre la República; se escribe pureza, libertad, el mejor de los mundos, primeros en todo. Resignándose al presente sin futuro grandioso para todos.

     Por ello, escribir de nuevo la historia es una necesidad dialéctica.

La enseñanza y aprendizaje actual de la historia sólo sirve para exacerbar el individualismo a través de los héroes, justificar el poder y dominio de las castas enquistadas en el control del Estado y limpiar de toda corrupción y actitud depredadora de la caja fiscal de todos sus gobiernos de turno sin excepción.

Según nuestros “historiadores”, cómo cuentan y describen nuestra historia, todos los gobiernos y dictadores han sido limpios y puros y se han sacrificado por el pueblo; nos hacen creer que el capitalismo nos ha traído “progreso” con la República; que las grandes empresas y comerciantes invierten para el progreso del pueblo. Así escriben sus libros. Cuando todos sabemos que un capitalista invierte un hilo de oro para sacar una gigantesca barra de oro. Se esconde sus entrañas de rapiña.

      Si UD. querido maestro se da cuenta, sólo nos cuentan una historia política amañada y, si hacemos uso del análisis y la síntesis a través de la dialéctica, vamos a comprobar que, la historia necesariamente está determinada por las relaciones económicas, es decir de las relaciones de producción y de ella depende la lucha ideológica y política. No olvidar que antes de la lucha política está la necesidad de comer. Por ello la interpretación científica de la historia, la misma dialéctica, no son bien vistas, porque nos dan un concepto racional y objetivo, no sólo de la vida social sino del mundo que vivimos.

      Todo lo que los grupos de poder nos prohíben, es porque es bueno para nuestro pueblo.

Todo historiador que cuenta los hechos enumerativamente, datos y héroes, es un historiador mediocre.

 Esto quiere decir que, tenemos que hacer una nueva valoración de nuestros héroes, datos y fechas; ubicarlos y explicarlos de acuerdo al medio económico, político y social donde se han dado y, lo que es más importante, el rol que han jugado las masas populares en los acontecimientos, que son las que realmente determinan y hacen la historia de los pueblos.

      Reitero, la historia de las sociedades humanas están determinadas por tres fundamentales hechos: Primero, la lucha por la producción; segundo, la investigación y experimentación científica y tercero, los conflictos sociales o  lucha de clases. Quien niega está verdad no es un historiador auténtico. Analizarlos, sintetizarlos y enseñar de esta manera las Ciencias Sociales o la historia, es guía de transformación.