jueves, 25 de julio de 2013

♠ LA LITERATURA ¿TIENE PODER? (4)

LA LITERATURA ¿TIENE PODER? (4)
Por Juan Cristóbal


Cuando cité a Cornejo Polar, hablando de literaturas antinacionales, me refería a que esas literaturas lo que hacían era falsificar nuestra historia pero también nuestra conciencia, y como dice Galeano, la mejor forma de colonizar una conciencia es en suprimirla, por eso es que existe, como una forma de protesta no adecuada sino panfletaria, la llamada “literatura de protesta”, aquella que cree que hablando mal del sistema y capturando el poder, es suficiente para crear poesía o literatura, y están equivocados, lo que hay que hacer es crear una buena literatura, aunque no se hable del poder o del sistema explotador, para poder sensibilizar a los lectores –a los que nos pueden leer- frente a las injusticias sociales, una “literatura de protesta” sólo nos lleva a un subproducto literario y ahuyenta a la gente de la lectura, por otro lado hay también una “literatura irreverente” que es eminentemente caótica que nos lleva a ninguna parte, finalmente hay una literatura que podemos llamarla la “literatura del vicio” que desea llevarnos a paraísos artificiales, a ilusiones irreproducibles de la realidad en que viven, todas estas literaturas le hacen el juego al sistema, porque de una forma u otra, reproducen el parasitarismo de las metrópolis dominante. 

Estas literaturas tienden a llamarse “marginales”, pero el marginalismo, como ya lo destaque en un pequeño artículo sobre la “poesía del desgarramiento”, sólo lleva a la complacencia, a la aceptación de las normas del sistema, a no luchar contra él, mientras los “poetas desgarrados” luchan contra todo tipo de injusticias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada