viernes, 5 de noviembre de 2010

♠ HOMBRES PECES, LA GRAN ENFERMEDAD

Poesía en prosa de Feliciano Mejía

Feliciano Mejía es uno de los pocos poetas que quedan de la década del 70 que mantiene en forma brillante, firme y lúcida su concepción de una poesía humana, científica y social. Un sincero homenaje para él con uno de sus bellos poemas en prosa, que es una metáfora social. Leamos:

LA GRAN ENFERMEDAD

Todos los hombres peces sufren de una cruel enfermedad: la sinusitis congénita.

Primero nacen en una clínica muy elegante. Los recién nacidos son mostrados a sus padres entre algodones y a través de vidrios para evitar contagios eventuales de cirrosis. ¡Qué hermosos se ven los pececillos!  Luego son arrojados a las aguas, se pierden, mueren, y algunos sobreviven. Estos pronto tienen bigotes y juegan golf en el fondo marino, pero, ¡zas!, los ataca la sinusitis y están perdidos.

Perdido así el olfato pronto caen en las redes de algún pescador paciente. Algunos, con suerte, se escabullen de la red, saltan del agua y cogen de donde sea un casimir inglés y forman un hogar respetable, tienen cartapacios de piel de nonato donde guardan sus pagarés, fuman cigarrillos importados: puede que algún día reconozcan en sus platos a alguno de su hermanos o quizás a su propia madre: los muy desvergonzados siguen comiendo muy sí señores.


Las nanas de Marco Polo. En: Amaru. No. 13, 1970, p. 34.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada