jueves, 14 de octubre de 2010

♠ LA POESÍA TONTA Y ÚTIL

Carlos Villacorta Valles


La poesía tonta y útil

Así como hay una actitud tonta, una risa tonta, un gesto tonto, una verdad tonta, una mentira tonta, una tonta mirada y tantas tonteras que nos marcan el paso, también hay una poesía tonta: una que hace de tonta, otra que busca hacerse la tonta y hay las tontas de remate. Todas a la vez son útiles. Por si acaso no es una tontera lo que digo, sí es cierto, hay una poesía tonta y útil. La tal poesía que al leerla nos causa fatiga mental y hasta física.

La poesía tonta y útil vive de la mentira que no importa el mensaje, sino la belleza, la estética y el simbolismo, “lo que pasa que todo está en metáfora, está dicho de otra manera” te dicen tontamente, sin darse la molestia en reflexionar que eso es su mensaje porque hasta el más simplón de los palabreos tiene un mensaje, salvo también que te estén haciendo el tonto;  el problema es entonces su utilidad ¿A quién sirves? La poesía tonta y útil dice “yo no sirvo a nadie” “mi poesía es poesía y punto”, otros van más allá y dicen “el arte no tiene color…”, otros separan al político y al poeta en una patética bipolaridad.
¡Ojo¡ Sólo estoy pidiendo reflexionar, no quiero incomodar a nadie, porque una poesía para la paz, la libertad, la justicia en perspectiva de una Sociedad Superior, no sólo debe ser bella, sino mucho más bella por su mensaje interior. Magistralmente POETAS DEL MUNDO nos dice: 


Poetas del Mundo, ha llegado el instante en que debemos unir las fuerzas para defender la continuidad de la vida: Somos los Guerreros de la Paz y los Mensajeros de una nueva etapa en la Humanidad. Somos los Poetas de la Luz, y la Luz es el vehículo que nos conduce a la convocatoria que por ningún motivo debemos dejar de asistir. Vivimos actualmente el proceso de muerte de una etapa degenerada y el nacimiento de una NUEVA ERA en que el poeta tiene un rol determinante que jugar.
La humanidad vive tiempos decisivos para su sobre-vivencia: sigue con dirección hacia el precipicio que la conduce a la extinción o cambia de timón fijando trayectoria hacia la superación colectiva que le asegure larga subsistencia”.
Acaso alguien puede dejar de acudir a este llamado.

Noris Roberts, excelente poeta venezolana, “embajadora del amor” en una de sus hermosas poesías escribe:


¿Cuál es el precio que hay que pagar que por recibir un mendrugo uno se deja humillar?/
¿Cuál es el...” LEER MÁS...

el gran poeta contemporáneo de lo humano y lo social Feliciano Mejía nos canta: 


“Deja. Déjame, hermana/
Serpiente, darles su último/
plato de comida./
Déjame meditar, sólo un momento,/
ante los restos./
Luego lavaré sus ropas/
y después alegre seguiré contigo/
por encima de los andes”. 
Leer más…

¿Quién dice entonces que la poesía no puede ser humana, social, llena de amor y belleza a la vez?

Sí, hay, la poesía tonta y útil dice que la paz, la libertad y la justicia no son temas de la literatura, menos de la poesía, porque conciben la poesía como una “explosión repentina y espontánea y fugaz de nuestro mundo interior” sin ponerse a reflexionar que nuestro mundo interior explota con el tipo de contenido y mensaje que lo has alimentado intelectualmente, porque el componente principal de nuestro mundo interior es el pensamiento donde están nuestras concepciones. Algunos aquí hacen de tontos, otros se hacen los tontos y otros son tontos de remate. Con esa actitud y práctica poética y literaria damos una gran utilidad a los dueños de la paz, la libertad, la justicia y la sociedad.

¿Puede la poesía y la literatura tonta y útil seguir sacrificando la sensibilidad social que es base y esencia de la condición humana? ¿Puede en sus cenáculos y conglomerados poéticos seguir pisando insensiblemente los cadáveres de niños muertos de hambre y enfermedades curables que el sistema heródico deja a su paso? De ti depende Poeta del Mundo. Hay que liberar a la poesía de su sometimiento a la tiranía y dictadura del estetismo vacuo y vestirla de limpia y bella rebeldía.

Poeta del Mundo PPdM:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada