martes, 28 de septiembre de 2010

♠ JOSÉ SARAMAGO ANTES DEL VIAJE

José Saramago antes del gran viaje 
Documental recrea los últimos años del nobel portugués. José y Pilar se estrenó este fin de semana como homenaje en Festival de Cine de Río de Janeiro. 

Río de Janeiro. EFE

El documental José & Pilar, que se estrenó el sábado en el Festival de Cine de Río de Janeiro, traza un retrato alegre y vital sobre el Nobel portugués José Saramago y su mujer, la española Pilar del Río.

La cinta, dirigida por el portugués Miguel Gonçalves Mendes, retrata a la pareja en una travesía literaria y vital, desde el 2006 hasta el 2008, abarca así la escritura y desarrollo de su novela El viaje del elefante.
La redacción de la novela y las rutinas cotidianas del autor se entrelazan y se funden en una metáfora y reflexión sobre los grandes temas de la existencia, como la vida, la muerte, Dios –o su inexistencia–, el amor y la literatura.

Un Saramago honesto, cabal y desprovisto de pompa repasa su ideario existencialista, su descrédito a la religiosidad, siempre con un sentido del humor sarcástico que roza, a veces, lo desgarrador: “A los 83 años sería bueno comenzar a pensar en el futuro, en pensar en lo que se dice”, dice irónico Saramago, riéndose de la inminencia de la muerte, que le llegó en junio de este año, y de la amenaza a sufrir una hipotética venganza divina por su ateísmo recalcitrante.

Junto a un Saramago de una racionalidad superlativa se presenta a su esposa, la periodista Pilar del Río, quien se convierte en su traductora, su secretaria, su compañera de viajes y de batallas y también, en una suerte de “Sancho Panza” que lo conecta con la faz más terrenal del mundo.

“Yo tengo las ideas para las novelas, ella las tiene para la vida, no sé qué es más importante”, así resumió Saramago su relación con su mujer, en otro momento inolvidable ante la cámara.

Del Río replicó, con la energía que la caracteriza, que “claro que la vida es más importante” que las novelas, algo que Saramago no tenía tan claro, puesto que cuando tuvo que ser hospitalizado por una grave afección pulmonar dijo que lo que más le atemorizaba era “no acabar el libro”. 

El tono que guía la película es el humor, con instantes de hilaridad, que se desprende de los propios protagonistas y también de la cámara del director, que rompe el hielo de momentos trascendentales con juegos de cámaras.

En un momento de gran calor humano, se muestra a Saramago concentrado frente a su ordenador portátil, aparentemente enfrascado en la labor de creación literaria, pero en un contraplano Mendes lo descubre jugando a un solitario. Un encuadre cercano a la relación de pareja y complicidad del gran Saramago y su esposa. 

Datos

Nobel. José Saramago ganó el Nobel de Literatura en 1998. La Academia Sueca destacó su capacidad para “volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía”. 

Popularidad. Numerosas obras de Saramago se han adaptado al teatro, entre ellas Memorial del convento, estrenada en el Teatro La Scala de Milán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada